RECONOCIMIENTO FACIAL PARA MEJORAR CALIDAD TRANSPORTE O DISTÓPICA INVASIÓN A LA PRIVACIDAD


Hace unos pocos días en la llamada capital cultural de la República chilena, Valparaíso, se realizó el anuncio que sistema regional de ferrocarril interurbano de región iba empezar a contar un sistema biométrico  de cámaras para fiscalizar el uso de beneficios, sin embargo, se extiende en mi pensar la cuestión sobre quién verifica que ocurre con esa información.

Solamente pensar que el registro de cuando un conjunto de individuos totalmente identificados realizan trayectos se va convirtiendo en un dispositivo de dominación que deja sin protección a los ciudadanos y las ciudadanas enciende mis alertas sobre la emergencia de un omnipotente Estado. Ya no es ficción cada vez se configura, cubierta de sutilezas, por medio de drones, cámaras y otros artilugios, una forma vulnerabilidad social donde la persona pierde la última frontera segura: la intimidad.

Ahora, un pasmo de igualdad latencia me ocurre al observar la mínima constelación de pensamiento crítico frente a este despliegue orwelliano frente a la mencionada territorialización de la libertad individual. Un silencio mediático frente a las comunicaciones, que en definitiva constituyen lo social, que van generando un tema que excluye a partir de este registro de movimiento. Responder a este debilitamiento a la soberanía de la persona humana que implica un control sin contrapeso, a mí juicio, constituye uno de los desafíos más importantes de las democracias modernas, lo cual aumenta mi enorme preocupación por la falta de reacción de la sociedad.

Anuncios

COMO SE UNE NO PODER CALLAR UN GOL Y NO ENTENDER LA ETIQUETA DE LA LECHE #ASAMBLEACONSTITUYENTE #40años


POR BARROCO AUSTRAL

snapshot-016bA muchos le causo risa y lanzaron burlas sobre iniciativa de callar la celebración del primer tanto del seleccionado nacional como una forma de conmemorar a las victimas de atropellos de lesa humanidad en el primer coliseo durante la dictadura cívico-militar que comenzó en 1973. Más allá de los juicios sobre oportunidad o eficiencia del mencionado llamado, lo que tremendamente me conmueve en mis simas es la instalación en el colectivo nacional que las situaciones eufóricas son absolutas y no son modificables por la voluntad, incluso de situaciones iniciadas por la reflexión ética. Ese no puedo callar un gol es equivalente al Berlín que refleja la película Cabaret que muestra la situación de los años 30 mientras el NSDAP va subiendo al poder, es decir, un nihilismo frente como el horror se va instalando en la sociedad. En otras palabras, cuando la euforia como accidente de nuestra entidad no puede ser limitada por nuestra voluntad desde la reflexión ética entramos en la conducta de manada, en el estado de ultimo hombre, en el vacío de lo que nos da nuestra condición humana.

Por otro lado, casi simultáneamente, la pandora  que el analfabetismo funcional se mantiene en un nivel de más de la mitad de la población, indicador semejante al que existía hace 15 años atrás. En perspectiva, estamos asistiendo que nuestra cultura esta perdiendo la exploración de los sentimientos y pasiones, pero a la vez es dominada por una reflexión sobre el mundo. Es decir, somos testigos de una emergencia de la apariencia, pues ella es usada para rellenar extensas regiones de lo que es y puede llegar a ser descrito en el lenguaje, dado que nos aterra devenir sin poder comprender y reflexionar sobre las relaciones que hacen posible que lo que percibimos como real pase fuera de la Nada. Una sociedad que no puede comprender su mundo está condenada a vivir asustada tras mascaras de apariencia.

En síntesis, no podemos callar un gol y no entender la etiqueta de un tarro de leche en polvo  sin que ello implique que somos una masa sin reflexión ética para limitar los actos de nuestra voluntad en estados eufóricos y, a la vez, sin la comprensión necesaria para tener claridad de la relaciones posibles en lo que es real, lo cual finalmente nos lleva a tener una existencia de rebaño conducido por el pastor de turno y donde él que se atreve a mirar un poco más es visto como peligroso distinto.

Triste la existencia de los lugares donde no hay goles en silencio y todos preguntan como hidratar la leche en polvo.     

QUÉ HAGO CUANDO ESCRIBO #FILOSOFIA #BARROCOAUSTRAL


19020963117_d2a9e2ff_s

POR BARROCO AUSTRAL

Cuando escribo, como parte de la respuesta a la pregunta más originaria, a qué le doy realidad o qué hago pasar en la Nada misma. En el momento de la escritura que realizó se brota una permanencia al discurso que de cierto lo deja libre de los accidentes de la sustancia.

Como una e-mergencia del Ser, lo escrituraquedad que se le da a un discurso (logos) es posponer la justa reparación que se dan los contrarios al interior de un concepto para la realidad sea e-xistida en y desde nos-otros. Es decir, al escribir le damos percepción a los patrones que sobresalen del caos, de nuestro devenir en el mundo, para poder descubrir el sentido trascendente que hay nosotros mismos.

¿QUÉ PASA CON LAS NATURALEZAS QUE SE ACERCAN A LA FILOSOFÍA? #FILOSOFIA


por BARROCO AUSTRAL

La cuestión sobre la filosofía no puede dilucidarse por medio de una respuesta a la pregunta sobre su misma esencia, pues nos hallaríamos condenados un vórtice de serpientes que se devoran por toda la eternidad. Dar una solución al qué es de la filosofía al interior de las cavidades y vericuetos del lenguaje [Logos] de la entidad homínida solamente da emergencia a una mera ilusión de cómo es sin cubiertas el brotar del ser.

Pero somos seres llamados a tener e-xistencia para des-plegar discursos que corran el velo sobre la realidad, siendo como un canto de sirenas nuestro pulsar metafísico para extraer desde colisiones de paradojas cartografías claras de lo que da naturaleza al preguntar filosófico. En mi condición de occidental, la potestad más flamígera que tiene raíces en la reflexión que empuja estas líneas es que un ser sensible y emocionado por tener existir forma parte de las naturalezas cercanas a la filosofía de una manera radical que cualquier detalle de su contorno es grabado de manera sutil y potente en su discurso más allá de cualquier forma mayéutica conocida.

la clave de Dios #barrocoaustral #ensayo #filosofia


Imagen

por BARROCO AUSTRAL

En ocasiones la construcción de la matriz del pensamiento occidental queda nuborraigada a nosotros justamente la perspectiva que la ciudad de los hablantes levanta sus muros gracias a que fueron planteadas las cuestiones metafísicas. Ya Heiddegger habla … Precisamente por el hecho de emerger de las capas más profundas del curso histórico del Occidente europeo, a saber, del curso filosófico, las ciencias están hoy día en condiciones de imprimir su particular sello a la historia del hombre sobre toda la tierra. Más que templos, fervor religiosos, símbolos demasiados hermenéuticos,  realmente el resorte que mueve el primer motor de lo humano es el preguntar metafísico… el preguntar sobre el preguntar, un preguntar sobre lo qué pasa en la quidditas. Allí está la verdadera residencia del Creador.

Safe Creative #1212164207785

pulsos del espíritu absoluto #nanosayos #ensayos


2012-12-01 20.11.33

POR BARROCO AUSTRAL

Los trozos de construcción del pensamiento que van emergiendo en los recovecos de nuestras urbes, a semejanza del juego que hacen los solidos platónicos en posibilidades de aparición en la física cuántica, nos van mostrando que bajo la pátina de lo cotidiano de repente surgen llenos de pasión y energía   pulsos del espíritu absoluto.

Safe Creative #1212164204180

arte : pulsión y tormenta #barrocoaustral


 

elemergente

Por Barroco Austral

Quiérase o no estamos “ex-tensos” que la función del arte, discurso hecho en cualquier soporte sobre lo Bello en oposición a los cotidianos sin sentido, sea perturbadora de cada uno de nuestros accidentes. Lo homínido está sido siendo una apuesta que encuentra su centro de contacto con lo absoluto únicamente en la ardiencia rebelde de dejar la perfección técnica por el momento imperfecto donde la pulsión y tormenta intensa de la emoción desatada por la admiración de lo arte nos contagia, haciéndolos en verdad humanos. 

ensayo #filosofía : La cuestión por la nada en los años donde la búsqueda hacia el conocimiento es solamente por la vía de la experiencia.


POR BARROCO AUSTRAL

snapshot-008b

En una época  tejida por métodos de formación espiritual marcados significativamente por dar naturaleza a la aprehensión del conocimiento por vías empíricas que sólo pudiesen  dar  a lugar exclusivamente a reproducir patrones de actividad mental en antípodas de cualquier contingencia de paradoja o de esfuerzo mayéutico por alcanzar La Verdad, incluso con la sucedencia de ir disolviendo el Dassein, queda preguntarse dónde quedaría la cuestión por La Nada.

Hoy, en un momento de la autobiografía del intento radical por traducir a lenguaje la llamada del Ser que es el verdadero tema de la cuestión filosófica, nos sitiamos en defensa desesperada ante una historia que rehúye su genealogía que se brota desde la mismidad de la Nada. Hoy, el hablante técnico que no puede dejar de estar tenso en la triada CONSTRUIR HABITAR PENSAR  hace que toda la cultura que se enreda con él disminuya, etiquete despectivamente y lo haga aparecer como blasfemia al santo grial del progreso, sin claudicación  posible, a todo esfuerzo por llegar la vía del Ocio a delimitar claramente la fenomenología del espíritu y su calce exacto y perpetuo con la historia concebida  y la realidad.

En este mundo donde el desvelamiento de La Verdad queda susurrado solamente como actos de mimesis de contingencias para repetirla posteriormente de acuerdo a un contexto adecuado para entregar un producto a consumir, cómo podemos hacer la cuestión por  La Nada: describiendo llenos de paradojas nuestros temples radicales de animo al estar enamorados o aburridos absolutamente de todo, pues todo allí se vuelve nuestro objeto de amor o todo nos aburre por igual, es decir, El Ser y La Nada son lo mismo y se muestra que la vida es mucho mas de lo que dice el hablante técnico.

Ese es lugar de la cuestión por La Nada en nuestros días mostrar que nuestro existir es más que consumir y producir, es un existir llamado a brotar en la trascendencia  no en el discurso técnico claro.